Rostros de los héroes de la UNAH en la pandemia

Luis José López Cárcamo, Antolin Estevan López Guillén, Edgar Jojan Ávila Rodríguez y Ángel Nahum Campos Reales Castillo, técnicos radiólogos, y la doctora Susy Handal, médico radióloga son los héroes del Centro de Diagnóstico de Imágenes Biomédicas, Investigación y Rehabilitación (CDIBIR), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que a la fecha reportan unos 97 estudios de tomografías axiales computarizadas (TAC), que determinarán en apenas tres segundos si una persona tiene neumonía provocada por el COVID-19.

El trabajo radica en poder darle una opción a las personas que padecen COVID-19 mediante un diagnóstico temprano, científico y radiológico para la atención temprana y evitar que la enfermedad avance, ya que así los médicos tratantes pueden tener una idea más clara de cómo atacar la enfermedad

Para los estudios se utiliza un tomógrafo modelo Toshiba Aquilion One de 320 cortes que se extiende a 640 cortes, el cual es el mejor del país y de Centroamérica, utilizando un sistema de inteligencia artificial de Huawei.

Así, el servicio prestado por los profesionales sugiere un gran apoyo para la sociedad hondureña, específicamente para los enfermos de COVID-19 y sus familias, al beneficiarse con estos estudios de forma totalmente gratuita y segura.  

Por esta razón la UNAH considera necesario homenajearlos, resaltando el trabajo que realizan comprometidos con su profesión y su país; poniendo su “grano” de arena para poder ayudar a los hermanos hondureños que tanto lo necesitan. 

La doctora Susy Handal, médico radióloga del CDIBIR, una persona con fuertes convicciones religiosas, destacó que en estos momentos su compromiso es servir a la población hondureña junto con su equipo de trabajo, quienes han mostrado dedicación y pasión de servicio.

“Quiero agregar que al igual que nosotros, hay muchos héroes en varias áreas que están apoyando en esta pandemia sin protagonismo, solo con el deseo de servir y ayudar a nuestros pacientes que tanto los necesitan”, puntualizó.

También agradeció a los conductores de ambulancia, camilleros, paramédicos, personal de limpieza, personal de seguridad, enfermeras, laboratoristas y muchos médicos que “han sido contagiados de esta terrible enfermedad por estar al frente a pesar del riesgo, la incertidumbre y lo que pueda pasar, confiando en que todo va a estar bien y que pronto todo esto va a pasar”, detalló la experta.

La doctora destacó “el compromiso, entrega y valor de servir a los que más lo necesitan, Luis José López Cárcamo, Antolin Estevan López Guillén, Ángel Nahum Campos Reales y Edgar Jojan Ávila Rodríguez, quienes, sin importar el riesgo para ellos y sus familias, han decidido voluntariamente poner sus conocimientos para contribuir a realizar estos estudios que previenen males mayores de esta enfermedad”.

En la foto se aprecia a la doctora Susy Handal en plena actividad.

Dra Susy Handal CDBIR

Luis José López Cárcamo es radiotecnólogo académico de la Carrera de Radiotecnología, coordinador de la modalidad de Tomografía y estudiante de la Carrera de Economía en la UNAH. Su función es impartir laboratorios de las clases Tomografías y Resonancia Magnética e Introducción a la Imagenología, y ahora se encuentra brindando servicio de toma de imágenes a pacientes de COVID-19

“Es una experiencia única, de mucho valor y amor al país. Al ver que desde que empezó la pandemia muchos colegas han estado al frente de la batalla, yo estaba consciente que pronto llegaría el llamado de la UNAH para apoyar la lucha contra la pandemia, así acepté la convocatoria de forma voluntaria, aportando un granito de arena al pueblo hondureño con lo que corresponde a las bioimágenes producidas por Tomografía”, expresó López.

En tanto señaló que  “usamos todo tipo de medidas tanto en el hogar como en la atención de pacientes (aislamiento y separación de todos los objetos personales, uso de sanitizantes). Se nos asignó la protección nivel 2 e insumos de bioseguridad para la sala de Tomografía y personal. Y cada día ponemos en práctica los protocolos de bioseguridad dados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

El profesional de la salud aseguró “que resulta muy valioso y gratificante como profesional ver que lo que hacemos ayudará a la recuperación de pacientes. Ya que si bien  una TC de tórax no lo va a salvar, le ayudará a que sea tratado médicamente como corresponde, pero para eso estamos, para ayudarlos con nuestro aporte. Estoy para servirles desde la Tomografía/UNAH”, finalizó.  

Luis José López Cárcamo usando la vestimenta de bioseguridad 

Luis CDBIR

Antolin Estevan López Guillén es radiotecnólogo académico y considera que “es una experiencia distinta, hay un poco de temor, pero al mismo tiempo  también hay motivación y empatía para poder apoyar a todas esas personas que nos necesitan”.

Lopéz Guillén dijo estar sumamente agradecido con la UNAH, ya que les está brindando todo el equipo necesario de bioseguridad para protegerse del contagio. “Y eso lo motiva a uno a trabajar mejor”, puntualizó.

En relación a las medidas que realiza para protegerse él mismo y su familia, “me desinfecto al salir del trabajo, luego al llegar a la casa dejo todos los objetos como celular, llaves (y demás objetos personales fuera de la entrada), los rocío con alcohol o amonio, me quito la ropa, la dejo en un balde con detergente y posteriormente voy a bañarme”.

“Creo que como hondureño y como profesional de la salud estoy obligado a servir a mi país, y a devolver un poco de lo que mi país y mi Universidad me han dado; y ahora puedo hacerlo poniéndolo al servicio de todos mis hermanos hondureños”, indicó muy conmocionado y comprometido con su profesión.

Antolin Estevan López Guillén, se mostró satisfecho de su trabajo en momento que la población necesita la ayuda y como mejor manera a través de la UNAH.

antolin CDBIR A v2

Edgar Jojan Ávila Rodríguez es radiotecnólogo académico del Departamento de Ciencias Biomédicas e Imágenes, supervisor de prácticas Hospitalarias (Hospital Escuela y otros centros de Radiología) de los alumnos de la Carrera de Radiotecnologia de la UNAH.

“La experiencia es algo triste, porque estamos viendo la gran necesidad de nuestros pacientes por la realización de estudios de tomografía, dado que este estudio demuestra por su alta sensibilidad si un paciente presenta o no,  neumonía por COVID-19. Nuestro país es pobre y la gente está desesperada, así que poder ayudarlos a través de este estudio radiológico me llena de alegría”, comentó Ávila.

Este profesional detalló que en la realización de su trabajo hace uso de todas las medidas de bioseguridad y al momento de entrar al turno que se coloca el traje. “Yo dejo todos mis objetos personales en mi auto, no llevo nada, no me toco la cara ni orejas, y al salir nos fumigamos en amonio. En mi carro portó todo mi equipo personal como alcohol en spray, amonio, lysol y toallitas con alcohol al 70%”, relató.

Ávila vive solo y se ve obligado a no visitar a su hermano que es su vecino, al igual a mis a padres y a mi hijo, mucho menos a mis abuelos. Cuido de mis seres queridos porque actualmente todos somos sospechosos y uno como profesional de la salud lo que menos quiere es que uno de nuestros familiares más queridos esté en una condición grave de salud, solo por no acatar las medidas correctas”.

Agregó que “muchos de mis amigos y compañeros de los diferentes centros están en la primera línea y un grupo importante se ha contagiado de este virus, muchos de ellos exalumnos míos, otros amigos y hasta algunos de mis maestros; así que eso me llama a ayudar”.

Para finalizar, refirió que  “la UNAH ha sido muy colaboradora en estos tiempos de pandemia, y desde los estudios de tomografía siento que hacemos dos cosas importantes: en primer lugar, ayudar con el estudio tomográfico de tórax para que se pueda diagnosticar si tiene neumonía por COVID-19, y en segundo lugar, al ser un estudio gratuito, las personas se ahorran ese dinero que equivale entre 5,000 y 10,000 lempiras, y pueden usarlo en medicamentos o compra de oxígeno”.

Edgard Jojan CDBIR

Ángel Nahum CamposReales Castillo es radiotecnólogo académico y se encuentra a cargo de la manipulación de equipos, impartir laboratorios y es parte de la sección de biomédica.

“Mi experiencia de colaborar durante la pandemia a través del servicio de imágenes es una gran experiencia. Me da mucha satisfacción poder servir a los pacientes que necesitan este tipo de estudios que sirve para evaluar el estado en que ese paciente se encuentra”, detalló CamposReales. Sobre el tema de bioseguridad, el profesional de la salud dijo que utiliza guantes, batas descartables, lentes, caretas, mascarillas, protectores para zapatos y gorro protector.

“Al salir del Centro con otros compañeros nos fumigamos con amonio y procedemos a hacer el descarte de los instrumentos de protección de la forma adecuada. Al llegar a mi casa, yo me despojo de mi vestimenta y paso directo a ducharme, todo esto a fin de proteger a mis seres queridos”, detalló.

Finalizó: “A nivel profesional, considero que esta es una oportunidad que exige un esfuerzo extra, en la cual podemos como equipo desempeñar los conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo. Para nosotros es grato poder ayudar, ya que sabemos que muchos pacientes son de escasos recursos y no tienen la oportunidad de poder costearlos, además los cupos para la realización de estos estudios están escasos”.

Usando su gabacha de la UNAH, Ángel Nahum CamposReales se mostró agradecido por tener la oportunidad de ayudar a las personas en momentos que todos necesitan ayuda.

CamposReales CDBIR.

Cabe mencionar que los pacientes atendidos son remitidos por la  Secretaría de Salud (Sesal), la Universidad (con la pacientes que se encuentran en el Palacio Universitario de los Deportes) y del Despacho de la Primera Dama, quienes evalúan y remiten el estudio de forma inmediata para poder ayudar a salvar la vida de los pacientes.

El doctor Marco Tulio Medina, reconocido científico, publicó en sus redes sociales un mensaje de felicitación a todo el equipo: “Deseo felicitar a la doctora Susy Handal y los técnicos de la UNAH, un tributo a su labor”.

 CIDBIR 44