UNAH celebra 63 años de autonomía universitaria

Bajo los principios de resguardar la academia, defender la igualdad de derechos, promover la libertad de pensamiento, la libertad de cátedra, fortalecer la investigación científica, robustecer la vinculación Universidad-Sociedad, libertad para administrar sus propios recursos económicos de manera transparente, como el de poder elegir sus propias autoridades sin ninguna injerencia política, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) celebra hoy su 63 aniversario de autonomía.

Lo anterior se alcanzó el 15 de octubre de 1957, gracias a la lucha estudiantil de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH), aprobado mediante el decreto número 170 por la junta militar, encabezada por los oficiales Roque Jacinto Rodríguez, Héctor Caraccioli Moncada y Roberto Gálvez, publicado en el diario oficial La Gaceta, con fecha lunes 18 de noviembre de 1957, número 16,335, Tegucigalpa, Honduras. 

Lo anterior se dio a conocer en la conferencia virtual: “Autonomía Universitaria en Honduras: continuidades, rupturas y actores”, a cargo del historiador hondureño Moisés Mayorquín, director del Archivo General de la Máxima Casa de Estudios, evento organizado por el Sistema Bibliotecario de la UNAH, con el apoyo de la Facultad de Ciencias Sociales, moderado por los licenciados Deysi Amador y Rafael Romero.

Antecedentes

En su presentación, el conferencista compartió con la audiencia que este logro se inspiró por la Reforma Universitaria impulsada en el año de 1918, en Argentina, conocido históricamente como el Grito de Córdoba, mismo que fue dirigido por algunos movimientos estudiantiles que lucharon para transformar de una educación tradicional, en una formación que brindara respuesta a la realidad de su país, permitiendo un acercamiento con los diferentes actores sociales.

Con el desarrollo de este movimiento reformista se dio paso a la expansión de una corriente de pensamiento, misma que fue replicada en otros países de América Latina, tal como ocurrió en el I Congreso de Estudiantes Universitarios en México en 1921, espacio de reflexión a la que acudieron los hondureños: Rafael Heliodoro y Roberto Barrios, quienes regresaron al país con nuevos conocimientos.

Comentó que para los años 1924 y 1925 en el país se vivió un contexto de inestabilidad política, en la que se tradujeron confrontaciones militares, guerras civiles, sin embargo, dio origen a los primeros movimientos estudiantiles en Honduras que luchaban por una reforma universitaria, pero que para ese tiempo ellos no lograron tener mayor trascendencia.

Proyecto de Reforma Universitaria 1931-1932

Para el año 1931, la presidencia de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH) la asumió el expresidente Ramón Villeda Morales, movimiento que creó el primer órgano de divulgación “El Universitario”, con el fin de promover sus ideales reformistas. Mayorquín amplió que con la Reforma Liberal la Universidad obtiene un nuevo impulso y para 1931 surgen las primeras luchas para obtener una autonomía universitaria, donde su preocupación era luchar en contra de un total abandono que estaba viviendo la institución en el aspecto económico.

El historiador, en su presentación, proyectó algunos de los artículos publicados en “El Universitario” que describían al detalle la situación política, económica y social por la que vivía la Alma Máter como el país, acarreada por la crisis financiera de Estados Unidos en esa época, previo a la llegada al poder del presidente Tiburcio Carías Andino, como el tema de las compañías bananeras.

Para ese entonces, explicó que estaba en debate el tema de la creación de la Ley del Aprovechamiento de Agua, aprobada en 1925, donde las compañías bananeras influenciarían para modificar esta ley, logrando que el agua que se utilizaba para las plantaciones de bananos fuese gratis, sobre este hecho comentó que el discurso de los estudiantes universitarios pretendía que desde esta ley se otorgara a la Universidad un 30%, como de la ley de farmacia, con el fin de impulsar la reforma universitaria, es decir, que promovieron la captación de ingresos provenientes del Estado.

Amplió que para abril de 1931 se envió una propuesta de reforma para su revisión ante el Congreso Nacional, elaborada por los estudiantes, profesores, empleados de la institución, pero que fue hasta en enero de 1932 que se discutió el documento, donde surgió la primera negativa por parte de los legisladores, sobre la idea de otorgar la autonomía universitaria. Sobre este momento, el historiador explicó que solo un diputado liberal solicitó al pleno la ampliación del debate, para analizar detenidamente dicha propuesta, generando un punto de quiebre.

Agregó, que ya para finales del período del presidente Tiburcio Carías Andino, época que mantuvo a raya los movimientos sociales, en la Máxima Casa de Estudios se mantuvieron vigente los movimientos estudiantiles, donde surgía un discurso bastante beligerante a las luchas sociales, sin lograr la integración de todos los actores para consolidar su discurso para y pasarlo a la práctica.

Reforma Universitaria 1957

A pesar de no alcanzar resultados positivos con esta primera propuesta ante la clase política del país, el especialista dijo que surgió un hecho positivo, ya que dio pie al surgimiento de nuevos actores, la conformación de nuevos movimientos estudiantiles, donde se incluyeron más de 200 estudiantes universitarios de las carreras de Jurisprudencia (Derecho), Medicina, Enfermería, Química y Farmacia.

La Huelga de 1954 fue un espacio que permitió reivindicaciones políticas, sociales y económicas; dando origen de retomar el discurso de contar con una universidad autónoma, propuesta que logró una empatía social del pueblo hondureño, liderada por la FEUH en la época de Julio Lozano Díaz, hasta llegar a enfrentarse a la junta militar de 1957 antes mencionada.

Es de recordar que la integración de la FEUH para esta fecha la conformaron los estudiantes de la UNAH Jorge Arturo Reina, Rolando Valerio, José Sarmiento, José Lardizábal, Alfonso Lacayo, Ernesto Fiallos, Norma Chavarría, Leovigildo Betancourt y Aníbal Delgado Fiallos.

Aportes de la reforma universitaria

Dentro de los aportes más importantes alcanzados por la Autonomía Universitaria, Maryorquín resaltó que esta le permitió la Universidad Nacional Autónoma de Honduras a nivel nacional alcanzar un avance significativo, poseer un dinamismo económico y mayor inversión en educación.

Asimismo, dio paso a un crecimiento de la capacidad logística, creación de nuevas carreras, tal es el caso de la conformación de la Facultad de Ciencias Económicas en la ciudad de San Pedro Sula, permitiéndole la creación de los centros regionales, la construcción de un nuevo campus en la ciudad de Tegucigalpa, en la que mostró la fotografía del momento de la colocación de la primera piedra de la actual Ciudad Universitaria en el año 1965, donde se puede observar la articulación entre la FEUH y las autoridades universitarias, como la creación de un Archivo General, las diferentes Bibliotecas, entre otras unidades.

Por otra parte, comparó que, de acuerdo con los primeros indicios de crear una reforma universitaria en Honduras, con la propuesta presentada los la FEUH en 1957 se presentó una importante variante, ya que uno de sus principios fue el fortalecimiento de la extensión universitaria, hoy conocida como el proceso de vinculación Universidad-Sociedad.

“Como nos encontrábamos para esa época de 1957 existían 1,112 estudiantes matriculados, donde se demuestra que hubo un cambio importante en comparación en años anteriores, entre los años de 1847 y el año 1957 que se obtuvo la autonomía se graduaron 1,445 estudiantes, de esta cifra solo 39 fueron mujeres, la primera mujer graduada en la Universidad egresó de Química y Farmacia en 1936, en comparación al año de 2019 la UNAH graduó 8,415 estudiantes (5,183 fueron mujeres y 3,032 hombres) donde se demuestra una diferencia sumamente importante, según datos de la Secretaría General”, indicó el experto.

Por otra parte, mencionó que otro de los grandes aportes fue el fortalecimiento de los procesos democráticos dentro de la institución, donde se generaron varios procesos de elecciones estudiantiles a nivel de asociaciones, carreras como para conformar la junta directiva de la FEUH.

Además, en 1974 se crearon nuevos programas como la Extensión Universitaria impulsados por escritora hondureña Leticia de Oyuela, sobre este último proyectó como ejemplo una publicación de un periódico que destaca la noticia: “Brigadas universitarias expusieron hasta la vida en la zona del desastre”, que describe la labor de los estudiantes en atención al paso del huracán Fifi.

 


Galería de imágenes

WhatsApp Image 2020 10 15 at 8 ResizedImageWzUyMyw1NDld.17.15 AM 1